Si durante toda la vida es fundamental hacer ejercicio, durante la etapa adulta se vuelve indispensable, pues ayudara a mantener una mejor calidad de vida estando activo, con vitalidad y movimiento. 

Y es que como adultos, con el paso de los años nuestras habilidades y capacidades se van mermando, haciéndonos proclives a accidentes o caídas que afectan y disminuyan la autoestima, el deseo de integrarse a las actividades diarias y sociales. 

Hablando de porcentajes, entre el 80% y el 90% de las fracturas de cadera de los adultos mayores son debido a caídas. Uno de cada tres mayores las sufre en el transcurso de un año, por lo que es normal que, por miedo, restrinjan su actividad y así disminuyan drásticamente su calidad de vida. 

Una de las mejores formas de retrasar o disminuir esta merma es el ejercicio.  El problema es que la misma edad nos hace sentir que ya no podemos hacer ejercicio por temor a lastimarnos, a ponernos en riesgo por los movimientos o simplemente porque anteriormente nunca lo hemos hecho.  

Por estas razones y en cualquier caso, la natación es el ejercicio IDONEO particularmente para los adultos mayores, ya que el agua es el medio perfecto para moverte y ejercitarte con el menor riesgo y con mayor efectividad las habilidades y capacidades que empiezan a mermarse en el adulto mayor. 

Beneficios de la natación para adultos mayores 

Los beneficios más reconocidos de la natación para adultos mayores son: 

  • Ejercicio y movilización sin riesgo de lastimar articulaciones (rodillas, hombros, caderas): el agua es un medio con sensación de ingrávidez, esto quiere decir que tu peso es menor dentro del agua, lo que permite mover articulaciones y ejercitar fácilmente los músculos, principalmente los “músculos rezagados”, esos músculos que ya no puedes ejercitar fuera del agua o te lesionas si los ejercitas sin lastimarte. Gracias a esto, no se ejerce presión en articulaciones por lo que puedes cargar tu cuerpo más fácilmente y realizar movimientos que fuera del agua son difíciles o imposibles de realizar o pueden lesionarte. 
  • Ayuda a la condición cardiovascular, respiratoria y fortalece tu sistema inmunológico: la adaptación al esfuerzo físico es favorecida por la resistencia que la presión del agua ejerce contra la expansión de la caja torácica para inspirar o para desarrollar el latido cardiaco, de manera que el realizar cualquier esfuerzo físico bajo el agua supone unentrenamiento extra para estos sistemas respiratorio y circulatorio. 
  • Mejora tu tono muscular: los ejercicios y movimientos en el agua son adaptables a cada persona y a cada momento. Que el agua sea más densa que el aire hace que cada movimiento este potenciado en su efectividad. Estos ejercicios facilitan tu autonomía, por lo que serás capaz de moverte con mayor independencia. 
  • Fortalece tus músculos de la espalda, promoviendo mejor postura: el medio acuático estimula con mayor profusión la vasta red de circuitos de retroalimentación que se integran en el circuito del control motor subcortical, cortical y periférico para regular la postura. 
  • Nadar fortalece tu seguridad y autoestima: Considerando que la reducción o perdida de algunas capacidades afectan negativamente la seguridad y autoestima, el simple hecho de retornar a un entorno en donde puedes moverte con seguridad y reincorporarte en las actividades diarias con un cuerpo más vital, fortalecen dicha seguridad y autoestima. 
  • ¡Nadar te relaja!: El medio acuático permite asistir y resistir determinados ejercicios según propósitos para relajar y fortalecer ciertos grupos musculares. 
  • La natación te divierte y te hace más feliz: al nadar produces endorfinas, que generan una sensación de felicidad aunado a la grata sensación de un medio distinto con una placentera temperatura. Además, te permite un espacio de socialización y encuentro con otras personas. 
  • Y sobre todo en esta época de pandemia: el agua es segura al ser inocua la virus cuando tiene los niveles correctos de cloro.  

Así que, más allá de los beneficios de salud física cuando un adulto mayor nada mejora su equilibrio, su seguridad física, la elasticidad y la potenciación muscular, repercutiendo directamente en su autoestima y en su capacidad de relación social al hacer ejercicio. 

Programa Olimpus para adultos mayores

En Olimpus sabemos que ¡Nadar es el mejor deporte! en cualquier edad. Y especialmente en nuestro programa de natación para adultos mayores proporcionamos un espacio ideal al estar sumergido en el agua con una temperatura de 32ºC, que pocas veces encuentras en otros lados. Además, tenemos diferentes tipos de clases de acuerdo con tu objetivo:  

  • Aprender a nadar: desde la adaptación, seguridad acuática, dominio de las habilidades básicas y los cuatro estilos: crol, dorso, pecho y mariposa. 
  • Rehabilitación: apoyo personalizado para ejecutar las rutinas de rehabilitación recomendadas por tu fisioterapeuta. 
  •  Acondicionamiento físico: hacer ejercicio, mantenerte activo y en forma, todo esto afinando tus estilos o haciendo ejercicio vertical en el agua con rutinas de acondicionamiento enfocado en mejorar tu técnica. 

¡No lo dudes más! La mejor actividad para los adultos mayores es nadar. Así que asegúrate que tus abuelitos o incluso tu mismo vengan a nadar e inicien de inmediato un hábito de ejercicio en la natación para ganar enormes beneficios de vida. 

Conoce más sobre nuestro programa para adultos mayores Aquí

¡VENTE YA A NADAR A OLIMPUS! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Compartir

adultos mayores
beneficios
ejercicio
Natación

Lo más visto