Como en todo proceso de aprendizaje, cada niño tiene su ritmo. La cantidad de clases o tiempo que necesita para aprender a nadar depende de muchos factores, tales como su edad, experiencia previa en el agua, su actitud y la de sus padres, su personalidad, la frecuencia con que se tomen las clases y principalmente la constancia.
Las duraciones dependen de las habilidades acuáticas y la edad del alumno. En las etapas iniciales de adaptación, principios básicos y nado de seguridad, todas las clases duran 30 minutos y son individuales (1 nadador- 1 maestro), o dúos (2 nadadores por maestro). Conforme progresan en su dominio de habilidades las clases son de 45 minutos, hasta llegar a 55 minutos y el número de nadadores por maestro también va aumentando. En el caso de adultos, las clases particulares son de 30 minutos y las grupales de 55 minutos.
La experiencia nos ha enseñado que 30 minutos es el tiempo ideal para que un niño pequeño puede ser introducido a una habilidad nueva dentro del agua efectivamente y con seguridad. Específicamente en el inicio cuando estamos desarrollando las habilidades de respiración y sumersión, la cantidad de veces que un pequeñito puede y debe ser sumergido debe ser controlada cuidadosamente. Además, el calor en el cuerpo se pierde 17 veces más rápido dentro del agua que fuera de ella y los alumnos pueden empezar a sentir frío después de 20 minutos, particularmente los más pequeñitos.
Considera que una clase de natación es mucho más que simplemente la enseñanza de un deporte a tu hijo, sino que realmente es un seguro de vida que le estas dando, pues la natación es el único deporte que puede salvar vidas. Además, las instalaciones que te ofrecemos son de primer nivel, con la mayor calidad y seguridad posibles. El programa y materiales que tenemos con de talla internacional. El personal que trabaja en Olimpus es gente preparada, capacitada continuamente, no solo a nivel técnico, sino además pedagógico y de seguridad. Cada detalle está cuidados al máximo y diseñado para ofrecerte el mejor servicio.
En nuestra escuela recomendamos que los bebés empiecen a tomar clase desde los 4 meses de edad. Es importante reconocer que no es esperado que un bebé aprenda a nadar como tal pues aún no tiene el control motriz necesario para lograr nadar los estilos. Esto puede ser una aspiración a partir de los 3.6- 4 años dependiendo del desarrollo de cada alumno. Lo que definitivamente podemos esperar con nuestro programa es que los bebés logren la flotación e inicien el Nado de seguridad Olimpus (NSO).
Nuestro método de enseñanza se basa primero en establecer confianza con el niño para lograr la adaptación, para así introducir los principios y las habilidades de natación. Por esta razón un niño que no tiene experiencia en el agua debe comenzar con una clase particular para que le podamos dar la atención personalizada que asegura sólidos fundamentos. Este es un programa que acumula 25 años de experiencia y aprendizajes combinados con métodos de vanguardia, que obtenemos como parte de nuestro interés por innovar y ser mejores, y como miembros de organizaciones internacionales como la USSSA (United States Swim School Association), SWIM (Australian Swimming Association) y otros grupos nacionales e internacionales. Puedes estar seguro de que nuestras albercas son el ambiente perfecto y promueven el aprendizaje.
Sí es necesario. Por ser una disciplina los uniformes son obligatorios para todos los nadadores. El uniforme consiste en traje de baño y gorra de Olimpus– ya sea de silicon, latex o licra. Los bebés y niños que no han sido entrenados para ir al baño, deben utilizar un swim diaper.
Es un pañal/traje reusable, diseñado para los niños que aún no están entrenados para ir al baño. Está regulado en EUA por el departamento de salud, quien establece el uso del swim diaper para proteger a todos los nadadores de infecciones estomacales transmitidas mediante ingestión de agua contaminada por materia fecal.
Podemos reponer todas las clases (excepto las de días festivos oficiales) mientras nos avise con 24 horas de anticipación y sus pagos se encuentren al corriente.
Por supuesto, ¡es gratis! Creemos que es importante que puedas probar una clase antes de inscribirte, y para que nosotros podamos identificar el nivel del nadador.

Suscríbete a nuestro NewsLetter